[…] Su esquema se fundamenta en dos elementos básicos. La ruptura con la Edad Media y la confluencia con las transformaciones sociales, económicas, políticas, religiosas y culturales. De esta forma lo primero, la creación de una nueva civilización, no se entiende sin lo segundo, la coordinación de todos estos cambios. Desde el punto de vista estricto de la historia del arte, la interpretación que se hizo del Renacimiento partía igualmente de estos supuestos. Para Burckhardt, el arte era uno de los principales indicadores del cambio, hasta el punto que gran parte del esquema que desarrolló se debía a la imagen del período que había creado un pintor del siglo XVI, Giorgio Vasari, en la antología que escribió de biografías de artistas italianos coetáneos. […]

Este párrafo bajo mi punto de vista, sintetiza de una forma muy clara la importancia del arte y los artistas en la sociedad. Asunto ampliamente debatido y cuestionado en el  contexto actual.

Los elementos de análisis son indispensables para poder aplicar variantes que modifiquen las estructuras.

Bibliografía consultada:
Historia del arte moderno: Renacimiento
José Enrique García Melero; Antonio Urquízar Herrera
Editorial Universitaria Ramón Areces